No abras la puerta, la explosión de una bomba puede descuartizar tu frágil cuerpo, los cristales pueden atravesar tu piel y girar de forma elíptica en tu universo, como si fueran cometas cortantes, esperando acercarse lo suficiente a tu corazón, para dar el corte definitivo. y entonces, ¿cómo se sale hacia adentro? no abras la puerta, hay peligro de que salgas fuera, quién sabe a quién podrías asesinar. todos somos desaparecibles y todos desapareceremos detrás de nuestras puertas con los oídos observando por las mirillas. hay ruido ahí fuera, ¿eras tú mi amor?